• Eduardo García del Álamo

6 RAZONES PARA VIAJAR AL DESIERTO DE BOTSWANA

Actualizado: ene 18

Sentirás como si estuvieras caminando sobre la luna, esta corteza plana, interminable, polvorienta, de color beige grisáceo. Incluso Neil Armstrong lo habría pensado. Pero no, esto es Makgadikgadi Pans en Botswana, y te damos 6 razones por las que debes incluir esta espectacular zona en tu safari por Botswana:


1. El paisaje de salinas más grande del mundo


Makgadikgadi Pans es el paisaje de salinas más grande del mundo. Cubre un área de más de 30.000 km² y técnicamente no es una sola laguna, sino que consta de muchas lagunas, las más grandes de las cuales son las lagunas de Sua, Nwetwe y Nxai. Los Makgadikgadi Pans fueron una vez, parte del antiguo lecho del Lago Makgadikgadi, un antiguo lago que se cree que cubrió hasta 80.000 km² y comenzó a secarse hace casi 10.000 años, dejando atrás enormes plataformas de sal.

Si conduces desde el lado este al oeste de Makgadikgadi Pans, notarás que los paisajes cambian por completo, pasarás de una zona de bosque seco a un paisaje más seco todavía y plano, donde están las salinas. Algunos alojamientos te llevarán a acampar en las estás lagunas de sal por la noche, siempre en temporada seca y después de que las lagunas se hayan secado, te podemos asegurar que es ¡una experiencia increíble! Por la noche, este vasto paisaje se siente como un observatorio de toda la galaxia, con vistas de 360 grados tanto del cielo como de ese asombroso paisaje lunar.



2. La migración de mamíferos más larga del mundo


Si visitas las lagunas en la estación seca, cuando el paisaje es árido y la tierra está tan seca como una piedra, es posible que no creas que alberga la migración de cebras más de mayor longitud de África. Durante la temporada de lluvias (alrededor de enero a marzo) las lagunas se transforman en humedales exuberantes y nutritivos, que atraen a cebras, ñus, elefantes y otros herbívoros. Si quieres presenciar este espectáculo, Makgadikgadi Pans es el mejor lugar para estar y uno de los alojamientos privilegiados será Meno a Kwena.




3. La migración de flamencos

Según las investigaciones, las salinas (en particular la Sua Pan) son consideradas uno de los criaderos más importantes del sur de África para los flamencos menores (Phoeniconaias minor) y los flamencos mayores (Phoenicopterus ruber roseus).

El primer rastreo satelital de flamencos en el sur de África reveló que estas maravillosas aves rosadas migran desde muchos lugares del sur de África a Makgadikgadi para reproducirse. Esta remota naturaleza africana proporciona sitios de alimentación esenciales y demuestra una vez más la importancia de la conservación de los humedales. Además de los flamencos, la temporada de lluvias en Makgadikgadi Pans también trae una plétora de otras aves acuáticas migratorias como pelícanos, patos, gansos y muchos más, convirtiéndolo en un verdadero paraíso para cualquier amante de las aves.


En función de las lluvias, marzo es el mejor mes para disfrutar de esta migración.



4. Suricatas maravillosos

Las suricatas de Makgadikgadi son definitivamente uno de los aspectos más especiales de este lugar mágico. ¿Por qué? ¡Porque las suricatas son simplemente increíbles! Son pequeñas criaturas encantadoras y pasar tiempo con ellas es siempre un privilegio.


Solo se visitan colonias de suricatas habituados a la presencia de los humanos. NO se puede tocar, acariciar o sostener con las manos y esta visita genera una economía sostenible para las familias que vigilan por su bienestar.


5. Majestuosos baobabs

Junto al Parque Nacional Makgadikgadi Pans en su frontera norte se encuentra el Parque Nacional Nxai Pan, una zona fascinante que alberga baobab milenarios, el árbol africano por excelencia. El parque forma parte del gran paisaje de Makgadikgadi y alberga varias lagunas más grandes: Nxai Pan, Kgama-Kgama Pan y Kudiakam Pan.


Ubicado aproximadamente a 30 km de la entrada del parque, en el Kudiakam Pan, encontrarás los famosos Baobabs de Baines, un monumento nacional que lleva el nombre del famoso pintor y explorador Thomas Baines (miembro de la Expedición Livingstone), quien pintó este inusual grupo de siete árboles de baobab el 22 de mayo de 1862.


En Sua Pan se encuentra la isla de Kubu, un afloramiento de granito aislado famoso por sus rocas blancas coronadas con gigantescos baobabs y con artefactos prehistóricos y ruinas de piedra, donde podrás hacer acampada libre (previa reserva con antelación).


En Ntwetwe Pan encontrarás los restos del baobab de Chapman, que, hasta que cayó al suelo el 7 de enero de 2016, era uno de los tres árboles más grandes de África y un monumento nacional de Botswana. El baobab de Chapman fue visitado por muchos turistas e históricamente se usó como un punto de referencia para los viajeros después de recibir el nombre del explorador y pionero James Chapman, quien viajó por la zona con Thomas Baines en 1861.



6. La tribu de los San o Bosquimanos

Los San o Bosquimanos, son la tribu originaria del Desierto del Kalahari, al sur de las lagunas de Makgadikgadi.

Su dialecto está construido a base de clicks, lo que para nosotros son las consonantes. Es una lengua antigua, fascinante y en peligro de extinción, que es autóctona del sur de África, difiere de una región a otra y todavía se habla en los confines de Namibia y Botswana. Pocos forasteros lo han dominado.

Una estancia en alguno de los alojamientos que tiene cerca, algunas de estas tribus, te permitirá conocerlos y aprender de ellos, siempre con el máximo respeto por su cultura y tradiciones, no siendo posible hacerles regalos de dinero, objetos y ropa.



Entradas Recientes

Ver todo