• Lucía Díaz Jiménez

UN PARQUE NACIONAL, QUE NO CONOCES Y ESTÁ EN SUDÁFRICA

Cuando nos planteamos hacer un safari en Sudáfrica, lo primero que nos viene a la cabeza es el conocido Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica y no es para menos. Esta famosa reserva de animales tiene una extensión de casi 400 km de norte a sur y algo más de 100 km de este a oeste, y en ella habitan cientos de tipos diferentes de animales, entre los que se puede encontrar a los 5 grandes (león, leopardo, elefante, rinoceronte y búfalo), así como perros salvajes.



Para llegar hasta el Parque Nacional de Kruger, desde Johannesburgo es necesario, o bien un traslado por carretera de unas 5 horas, o bien tomar un vuelo de algo más de una hora y aterrizar en alguno de los aeropuertos cercanos al parque, para luego hacer un traslado por carretera.

Para aquellos viajeros a los que les apetece hacer un safari en Sudáfrica pero no quieren hacer un traslado tan largo, o quieren alojarse en un buen alojamiento sin tener que pagar los precios más elevados de Kruger, existe una alternativa a tan solo un par de horas de Johannesburgo, donde los safaris son extraordinarios, el precio es mucho más reducido y la cantidad de fauna, nada tiene que envidiar a otros parques nacionales de Sudáfrica.


Parque Nacional de Pilanesberg

Se trata del Parque Nacional de Pilanesberg y está situado al noroeste de Johannesburgo a unos 200 km. No es un parque de los más grandes de Sudáfrica, pero en él habitan los famosos 5 grandes e incluso algunas manadas de perros salvajes.



Al igual que en Kruger, el Parque Nacional de Pilanesberg cuenta con una zona pública, donde cualquiera puede hacer safari, y luego tiene una zona de reservas privadas donde sólo pueden hacer safari los alojamientos de la zona. Esto hace que los safaris sean más exclusivos y con menos coches alrededor para disfrutar de los animales.


Además, y muy importante, este parque nacional está situado en una zona libre de malaria, por lo que para todos aquellos viajeros que no quieran tomar la profilaxis, o prefieran evitar al mosquito, el Parque Nacional de Pilanesberg es una opción maravillosa para hacer safari.


La ventaja que tiene que sea un parque nacional más pequeño, es que resulta más fácil encontrar a los animales y ofrece unos safaris que no tienen nada que envidiar a otros del continente.


Otro de los puntos fuertes del parque es que la tasa de entrada es mucho más económica que otras reservas más famosas, lo que permite a los lodges bajar su precio subiendo la calidad de sus servicios. Esto hace que nos podamos alojar en hoteles maravillosos, sin que nuestro presupuesto se vea tan afectado como pueda ocurrir en Kruger.

Dentro de los alojamientos que encontramos en Pilanesberg queremos destacar 2 de ellos, uno más lujoso estilo occidental, y otro más africano donde poder disfrutar del sonido de la naturaleza.


Lush Private Lodge


Situado en la reserva privada Black Rhino, que pertenece al Parque Nacional de Pilanesberg.

Se trata de un alojamiento boutique con sólo 5 habitaciones (serán 8 en 2022), que ofrece una experiencia de lujo, rodeado de animales.


Aunque el lodge está vallado, desde la terraza central y el bar, se pueden ver a los animales que van a beber a la charca de agua situada en frente del hotel.


Todas las habitaciones son amplias y decoradas con un gusto elegante. Además tienen aire acondicionado para los meses de calor.


El trato del personal del lodge es simplemente extraordinario y combinado con la comida tan exquisita que prepara su chef, hace que casi no te apetezca salir del mismo para ir de safari.


En el precio del alojamiento están incluidas las comidas, algunas bebidas seleccionadas y 2 safaris al día (mañana y tarde) en coche abierto con otros clientes del lodge y con guía de habla inglesa, dentro del Parque Nacional de Pilanesberg.


Al tratarse de un alojamiento tan pequeño, es perfecto para parejas o viajes de luna de miel que buscan un alojamiento con encanto y tipo boutique y una experiencia muy bonita de safari, sin tener que hacer largos traslados, ni gastarse muchísimo dinero en la parte del safari.


Tshukudu Bush Lodge


Este lodge lo recomendamos para esos viajeros que buscan más la típica experiencia africana en un lodge situado en medio del parque y la fauna, Tshukudu Bush Lodge es la mejor opción.


Este alojamiento está situado en su pequeña concesión privada dentro del Parque Nacional de Pilanesberg. Ningún turista puede acceder a la zona donde está el hotel, a no ser que esté alojado en el mismo, por lo que es posible disfrutar de los animales y la naturaleza desde el lodge de forma casi privada.


Este hotel de estilo africano está situado en lo alto de una colina, que hace que las habitaciones tengan unas vistas inigualables, pero para llegar hasta el lodge hay que subir varios tramos de escaleras. Esto es importante tenerlo en cuenta por si tenemos alguna dificultad para andar en terrenos pedregosos o para subir y bajar escaleras de forma diaria.


Pero una vez has “escalado” a lo alto del paraíso, mientras te ofrecen una bebida fresquita, es cuando empiezas a ser consciente, del sitio tan privilegiado en el que pasarás los próximos días.


Tanto la zona principal como las 10 habitaciones están situadas en lo alto de la colina, y para unirlas hay que andar por unas pasarelas de madera que hacen más fácil moverse en ese terreno granítico. No recomendable para personas con minusvalías físicas que impidan el movimiento en este entorno.


El lodge no está vallado pero raras veces suben animales grandes hasta la colina en la que se encuentra. Si eso sucede, los guías siempre están alerta para avisar a los clientes y garantizar su seguridad.



Todas las habitaciones tienen una terraza, con unas vistas espectaculares a una charca de agua, que en época seca se llenará de elefantes, antílopes, leones, rinocerontes, etc. para disfrute de los viajeros que allí se alojen.


Dentro de las actividades que ofrecen cuando te alojas en Tshukudu podrás disfrutar de una cena maravillosa alrededor de un fuego bajo las estrellas, y si eres de esos viajeros más aventureros, podrás realizar varios trekkings o safaris a pie dentro del parque dirigidos por guías expertos. Además de los safaris convencionales en coche abierto, mañana y tarde.


En resumen

El Parque Nacional de Pilanesberg es una gran alternativa a otros parques más alejados de Johannesburgo, punto normal de entrada en Sudáfrica, para aquellos viajeros que desean disfrutar de un safari en África de una forma más cómoda, cercana y en una zona libre de malaria.


La experiencia será igual que en otros parques con mayor renombre, pero el coste para los clientes será menor y la experiencia de safari o alojamiento será idéntica.



17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo