• Eduardo García del Álamo

LA GRAN MIGRACION EN KENYA Y TANZANIA

Actualizado: ene 23

Los ecosistemas de Serengeti y Maasai Mara cuentan con enormes manadas de ñus y cebras migrando en búsqueda continua de la mejor comida y agua. Aunque este viaje sigue una ruta anual similar, el tiempo exacto varía según la lluvia.



Cuando llegan las lluvias, los ñus se marchan de la zona en la que están. A pesar de que los grandes felinos que los esperan, o los ríos llenos de cocodrilos, siguen diligentemente su brújula interior en un viaje circular sin fin.


La Gran Migración de ñues, es la migración terrestre más grande del mundo, y todos estos animales viajan un total de 800 km o más, durante cada ciclo. Lo espectacular del evento radica en su magnitud. Entre 1,5 y 2 millones de ñus, cebras y otras especies caminan a paso firme o al galope por el Serengeti en Tanzania y el Maasai Mara en Kenia en busca del mejor pasto. Y si tienes suerte, podrás disfrutarla, verla y fotografiarla.


Los interminables rebaños se mueven en el sentido de las agujas del reloj, desde el sur del Serengeti, a través del Área de Conservación de Ngorongoro, el Área Controlada de Loliondo y la Reserva Grumeti. Luego abandonan Tanzania brevemente para pasar un tiempo en Maasai Mara en Kenia, que limita con el Parque Nacional del Serengeti al norte, antes de regresar al sur para comenzar el viaje nuevamente. La mayor parte de la migración tiene lugar en el Serengeti, mucho más grande, que en Maasai Mara.

Durante la migración, alrededor de 250.000 ñus y 30.000 cebras mueren cada año como resultado de la depredación de los carnívoros, pero también por ahogamiento, sed, hambre y agotamiento.


Y siguiendo a las manadas hay otra especie migratoria: los humanos, que se deleitan con el drama y la magia de este, el espectáculo más grande de la Tierra. Este no es un safari con fecha cerrada, ya que la naturaleza no mantiene los tiempos, e incluso los cruces de ríos bien documentados no son predecibles en cuanto a cuándo y dónde. De hecho, es la imprevisibilidad lo que atrae, y los viajeros y guías experimentados saben cómo disfrutar de las muchas formas que ofrece la vida salvaje, mientras esperan los dramáticos cruces de ríos y la acción de los depredadores.


SIGUE A LOS ÑUES O WILDEBEEST


La lluvia impulsa el acontecimiento, por lo que rastrear los rebaños no es una ciencia exacta, pero el mismo patrón general se desarrolla cada año.


ENERO:

Son las primeras lluvias en las llanuras del sur del Serengeti las que atraen a los rebaños a la zona de Ndutu. Si deseas ver a los ñues en enero, Naabi Hill y Lobo son los lugares para encontrarlos. Muchas hembras de la manada están a punto de dar a luz y avanzar hacia pastos más verdes es de máxima prioridad para que cuando nazcan las crías, tengan protección por la altura de la hierba y comida fresca.


FEBRERO:

Cada año, medio millón de ñus nacen en las llanuras del Serengeti, y febrero es el mes con la tasa de natalidad más alta, a veces nacen hasta 8.000 cada día.


La abundante y nueva hierba hace que el área alrededor del Lago Masek y el Lago Ndutu sea el lugar ideal para que los ñus den a luz. La manada se quedará un tiempo en el área sureste de Ndutu después de que nazcan las crías, antes de dirigirse hacia el norte en el sentido de las agujas del reloj.

La temporada de partos significa que los bebés tambaleantes descubren sus piernas, muy débiles todavía, una ventaja para los depredadores, que aprovechan para cazar fácilmente. Si deseas ver un ñu de apenas unas horas, la mejor oportunidad es salir al mediodía, cuando suelen dar a luz, para que los bebés tengan tiempo de ganar fuerza antes del anochecer y aumentar las probabilidades de vivir al menos las primeras 24 horas.

El Serengeti cuenta con una población de leones particularmente saludable, con más de 3.000 leones. Esto es de considerable importancia teniendo en cuenta de que estos grandes felinos se enfrentan a un futuro oscuro en todo el continente africano.


MARZO:

Los campamentos móviles en el Serengeti ofrecen una experiencia muy cercana y personal de la migración. Podrás encontrar los rebaños en la región de Ndutu y Kusini Maswa, en el suroeste del parque. Llevar a las crías a remolque significa que se mueven un poco más lentos. En marzo y abril es temporada de las lluvias cortas por las tardes, gran momento igualmente para viajar, pues los paisajes y la luz no te defraudarán después de una lluvia rápida de 30-40 minutos.

ABRIL:

Si vienes en abril, no te olvides de un chubasquero, podrá serte de gran utilidad. Los rebaños deambulan desde la región de Ndutu, más allá del Simba kopje, en dirección a Moru. Los rebaños ahora se han dividido en grandes grupos, en lugar de las concentraciones masivas que se extienden hasta el horizonte.


Simba kopje es donde están los leones, y vale la pena pasar un tiempo cazando leones, en el sentido estrictamente fotográfico de la palabra. La parte más húmeda del día es la noche. La lluvia hace que las llanuras sean resbaladizas, y los coches de safari tendrán que ofrecer sus mejores sistemas de tracción 4x4 para poder conducir por las pistas de barro.


MAYO:

Es el mes para aquellos fotógrafos de vida salvaje que buscan situaciones de acción, centra tu objetivo en mayo en el Serengeti. Las "lluvias prolongadas" continúan durante todo el mes. Y a medida que las crías de ñu se hacen más grandes y más fuertes, las distancias que cubre el rebaño se hacen más largas. Lo más probable es que los veas entre Moru y Mokoma, avanzando hacia el norte.


JUNIO:

En junio, las lluvias han disminuido un poco y los rebaños se han dispersado. Los pioneros llegan al río Mbalageti en esta época. Mientras que los que están en la retaguardia aún podrían estar tan atrás como la parte más al sur de las colinas Simiti y Nyamuma. Los rebaños ahora suelen formar largas filas mientras se dirigen hacia el norte.



JULIO:

Julio es la temporada de apareamiento en el Serengeti. Podrás encontrar los rebaños en la Reserva Grumeti, en el oeste del Serengeti, y pasar por Fort Ikoma. Vale la pena pasear por los cruces del río Grumeti, pero el Serengeti es vasto y relativamente poco desarrollado en cuanto a alojamientos, por lo que los cruces de ríos son más difíciles de ver.

Además, el río Grumeti no tiene el volumen de agua que tiene el río Mara, y los cruces no son tan espectaculares. Los rebaños continúan su camino hacia el norte, mientras se dirigen hacia Maasai Mara en Kenia. Este es un evento transfronterizo.

AGOSTO:

Cuando llega agosto, los rebaños han subido hasta el norte del Serengeti y se han enfrentado a su mayor desafío: el río Mara. Este río, con gran cantidad de agua que baja con fuerza, fluye a través del Maasai Mara hacia el Serengeti. Y aunque las turbias aguas que bajan son cautivadoras para los ñues y cebras, también son posiblemente las responsables del mayor número de muertos en esta increíble migración, matando a muchos miles de ñus y cebras.

A veces, los grandes rebaños se precipitan en masa por las orillas verticales en sus intentos desesperados de cruzar el río, o al ser ser acosados por la retaguardia por los leones, y la caída por sí sola matará a muchos de ellos. Otros se ahogan cuando son aplastados por el gran volumen de ñus en pánico que intentan trepar por las orillas igualmente empinadas del otro lado. Cada muerte significa comida para cocodrilos, pájaros y peces, así es la generosidad de la naturaleza, todo funciona de manera perfecta y por alguna razón.

Y en medio del pánico, el polvo y el ruido, los grandes felinos y las hienas hacen un trabajo magnífico, convirtiendo en comida a los más lentos, heridos o los que no están sanos. Además los grandes rebaños de ñues, atraen a los viajeros ávidos de ver este fenómeno de la naturaleza.


En este caso si los ñues cruzan por la zona de la Reserva Nacional de Mara, el número de vehículos será elevado, pues todos podrán posicionarse sobre el punto en el que crucen, si la zona de cruce es una reserva privada, solo podrán estar los vehículos de esa reserva, pero esto difícilmente se podrá saber con antelación.


SEPTIEMBRE:

Último mes para disfrutar del final del cruce del río Mara o ir a ver los rebaños en las vastas llanuras abiertas de Maasai Mara, donde los individuos se contarán por cientos de miles. No olvides tu gorra o sombrero, porque el clima será cálido y seco.


OCTUBRE:

Octubre ofrece una escena de pastoreo informal en Maasai Mara. El cruce habrá terminado y la hierba fresca será la recompensa. Para los sobrevivientes, espera un nuevo ciclo migratorio.


NOVIEMBRE:

Las “lluvias cortas” comienzan en noviembre, lo que desencadena otro acontecimiento, ya que los rebaños abandonan Kenia y se dirigen al sur hacia el oeste de Loliondo y el área de Lobo en el Parque Nacional Serengeti. Llueva o no en noviembre, es una decisión de la naturaleza, los ñues continuarán su rumbo al sur. Este mes puede ser más fresco, por lo que no hay que olvidar llevar algún forro polar para las noches, pues serán más frescas. En este momento, los rebaños se organizan en grupos familiares más pequeños para continuar en la búsqueda de nuevos pastos.


DICIEMBRE:

En diciembre, los rebaños están de regreso en el sur de Serengeti para comenzar un ciclo que se lleva repitiendo miles de años en esta zona de África.




CRUCES DE RÍOS


Cuando la gente dice que quiere venir a ver la migración, realmente quiere decir que desea ver el cruce de los ríos. Ver a los ñus lanzarse al agua, uno tras otro, en una oleada de pánico, es un subidón de adrenalina para el viajero de safaris y enamorado de la fauna salvaje.


Los cruces de ríos son las escenas que todo humano ha visto alguna vez en la televisión: la caótica situación de ñus, cebras y algunas especies de antílopes nadando a través de aguas turbulentas infestadas de cocodrilos. Y luego, por supuesto, leones y leopardos estarán esperando entre los arbustos al lado del río, para emboscar a sus víctimas desprevenidas y centradas en un objetivo, cruzar. Para aquellos viajeros con tiempo limitado y equipo fotográfico sencillo, puede ser un desafío capturar esta escena única, la urgencia frenética de llegar al otro lado y el drama de llegar vivo después de leones, cocodrilos, aplastamiento, agotamiento y leones o leopardos de nuevo. A veces, la mejor estrategia será dejar la cámara a un lado y simplemente mirar y retener en la retina el drama que se desarrolla frente a ti.

CONSEJOS PRINCIPALES PARA SER TESTIGO DE LA MIGRACIÓN.


Decidir qué es lo que más deseas ver, porque esto afectará al momento del año y la zona a visitar, Kenya, Tanzania, norte, sur, este u oeste. Principalmente, las opciones son cruces de ríos, rebaños de cientos de miles de ñues hasta donde alcanza la vista o el momento de dar a luz las crías. Disfrutarás de la acción de los depredadores en todo momento.


Elige tu alojamiento con cuidado porque el fácil acceso a los rebaños es vital. No querrás pasar horas yendo y viniendo desde el alojamiento a las zonas de la migración, tragando polvo, detrás de una larga fila de 4x4.

Si buscas privacidad y encuentros exclusivos con la fauna durante la migración, elige un alojamiento en una de las áreas de conservación contiguas a los parques, son más caros, pues son de lujo, pero a cambio obtendrás una recompensa diferente en muchos aspectos.


Valorar venir a ver la gran migración en los momentos de temporada baja, no será mala opción.


Y por último, reserva con tiempo, cuantos más meses de antelación, mejores probabilidades tendrás de tener disponibilidad en los alojamientos mejor situados.



Entradas Recientes

Ver todo